Libro – Quién se ha llevado mi queso?

Siempre me ha encantado leer. Por una razón u otra llevo un tiempo sin encontrar hueco para hacerlo como antes. Así que este año uno de mis propósitos es leerme al menos 6 libros. Uno cada 2 meses. Una cifra bastante asequible, así este libro se encontraba en mi lista, y hace apenas unas semanas que me he leído “Quién se ha llevado mi queso”. Había oído hablar de él, pero no me había interesado por él hasta ahora. Muy buena decisión. No sé cómo he tardado tanto en leerlo. Acaba de entrar automáticamente en mi lista de favoritos y además se trata de un libro muy sencillo y de lectura rápida. No voy a hacer un resumen de él porque eso lo podrás encontrar en cualquier sitio. Así que voy a presentar mis conclusiones y lo que he aprendido de él tras la lectura.

Todo en la vida cambia. El trabajo, la gente que te acompañará a lo largo de tu vida(desgraciadamente), tu situación económica (posiblemente pasarás por situaciones críticas, otras no tanto), hasta tu manera de pensar, la sociedad, el mercado de trabajo e incluso hasta nuestros estados de salud. Debes tener en cuenta esto bajo todo concepto. En los buenos momentos, porque debes aprovecharlos y sacar todo lo que puedas de ellos, y en los malos porque debes seguir luchando duro para superarlos y seguir adelante.

Debemos estar preparados en todo momento para el cambio. En cualquier momento cambian las reglas del juego y tendremos que adaptarnos a ellas.

No hay mal que cien años dure. Esto es muy importante. No hay que dejar de luchar para salir de una mala situación, que seguro que las habrá a lo largo de nuestra vida.

El optimismo es fundamental. Incluso en momentos en los que todo parece salir mal. Si queremos que algo cambie primero debemos cambiar nuestra actitud.

Cada cierto tiempo es bueno hacer balance personal. De esta manera podrás darte cuenta si se avecina un cambio o si alguien ya se ha llevado tu queso.

Olvídate del miedo. Siempre tendremos un poco, pero en grandes cantidades te paraliza y te hará no responder a situaciones. Así que sal fuera y afróntalos. ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

En definitiva, debemos pensar que tenemos tiempo limitado. Y que depende de nosotros como enfrentarnos a los cambios que nos surgirán. Al fin y al cabo, cada uno de nosotros tenemos nuestro queso. Es la búsqueda del mismo lo que nos hace feliz.

Libro más que recomendado si no lo habéis leído.

Imagen obtenida en: http://www.pixabay.com

Anuncios